Gracias a todos por la aportación de alimentos para la ONG Basida. En total son 380 litros de leche,  30 kilos de tomate en conserva, algo de turrón y otros dulces. Una cantidad muy aceptable que va para gente muy necesitada. Se adjunta el mensaje que ha mandado Darmín.

«Blessing es el nombre de la última chica que llegó a nuestra casa de Basida Manzanares. Con sus 36 años venía de una residencia de ancianos donde había vivido los últimos años. Ella, con toda la vida por delante según muestra su pasaporte caducado, se encuentra postrada en una silla de ruedas, con los ojos abiertos como dos luceros y las manos vacías. Desde que llego a España en la flor de su juventud y su belleza, ha ido acumulando secuelas. Secuelas de los abusos que ha sufrido, secuelas de las enfermedades que ha contraído, secuelas de la prostitución a la que la han sometido, secuelas al fin del abandono y la soledad. Y es que cuando ya no sirves para consumir o «ser consumido» te desplazan y no cuentas para nadie. O para casi nadie. Ella ha encontrado aquí una nueva familia, un nuevo hogar y en vuestro Instituto de Fray Luis de León se ha abierto el corazón un año más. Y con sus más de 400 litros de leche y tomate frito ha dicho que Blessing sí que cuenta, que su vida es importante aunque no pueda andar, aunque no pueda hablar, aunque no pueda trabajar, aunque no pueda aportar a nuestro mundo más que unos ojos abiertos como luceros y unas manos vacías que se llenan con vuestra solidaridad. Muchas gracias de corazón, en nombre de Blessing y de tantos: GRACIAS. «