Durante la semana del 7 al 12 de enero, los alumnos de 4º de la  ESO han participado en el ya tradicional viaje de esquí a Andorra. A pesar de las condiciones climatológicas y el estado de la nieve, los alumnos han conseguido adquirir las habilidades básicas para poder desenvolverse y disfrutar de un deporte apasionante y divertido, al que no solemos tener mucho acceso. Ha habido caídas, descensos con mucha adrenalina, algún susto que otro, pero sobre todo muchas risas, de esas que llenan el alma y quedan en el recuerdo.