Tras nueve meses de parón, 77 alumnos/as acudieron al primer entrenamiento y es que había ganas de bádminton. Hemos ampliado de tres a cuatro turnos y aumentado el tiempo de práctica del club. Todo ello junto a unas medidas de protección adecuadas han hecho posible que vuelvan a sonar las raquetas y los volantes los miércoles por la tarde. Agradecemos a todos los profesores implicados y a la empresa «Ajos La Veguilla» que cada año nos paga las camisetas del club.